Para visualizar esta película, debe tener Adobe Flash Player ® instalado.
instalar desde la página del fabricante

LA LENGUA ITALIANA Y LA IDENTIDAD NACIONAL

La lengua es el más importante factor cohesionante de una pertenencia común.

Una lengua nacional es como norma un antiguo dialecto hablado en un área geográficamente restringida que logra imponerse sobre otros. Esto también ocurrió en el caso del italiano, pero los modos a través de los cuales un dialecto se impuso sobre otros fueron decididamente atípicos.

Otras grandes lenguas europeas, como el francés, el español y el inglés, se modelaron sobre la de la capital política y administrativa. En Alemania la afirmación del alemán moderno se debió a la reforma de Lutero, que al traducir la Biblia promovió una particular variedad lingüística nacional. Ninguno de estos procesos ocurrió en Italia.

El italiano que hoy se habla en las oficinas, en los transportes, en los negocios, en las conferencias es el dialecto florentino del 300, con las inevitables modificaciones (máximas en el léxico, consistentes en las sintaxis, mínimas en la fonética) que el tiempo transcurrido le impuso, pero Florencia no fue nunca un centro político con  ambiciones suprarregionales y la religión se expresó hasta años recientes ó bien en el latín litúrgico ó bien en el dialecto que el sacerdote empleaba con los fieles y también en la predicación.
Florencia fue la ciudad que dio vida a una gran literatura, rápidamente difundida y emulada en otros lugares.

La excelencia de los grandes escritores florentinos es el gran soporte lingüístico que ha convertido un hablar comunal en instrumento de reconocido prestigio supralocal.


Bv. Oroño 1160 - 2000 Rosario - Santa Fe - Argentina
Telefax: +54 (0)341 440-8301 / 421-2854 / 448-8818
sitio: Mirtuono Consulting